Amipem ha desarrollado proyectos basados en tecnología activa, con el fin de gestionar la trazabilidad de la mercancía en el transporte por carretera con temperatura dirigida.  Además de la temperatura, se han añadido otros sensores que permiten obtener otro tipo de información: GPS (Localización), sensor de luz (apertura de puertas), humedad, etc. 

Existen dos formas de gestionar la temperatura en el transporte: 

  • Control de la temperatura de la unidad de transporte
  • Control de la temperatura de los productos que se transportan

Ejemplo de una ruta de transporte sobre un soporte estándar:

La información disponible incluye la ruta del camión, el sentido de la marcha, la hora y la velocidad, las paradas previstas y sin cliente, los registros de temperatura y de apertura de puertas en las paradas que permiten saber la hora de inicio.

 

Estudio realizada por Amipem de caracterización de la temperatura:

Evolución de un producto de larga duración en función de su exposición a diferentes temperaturas: